logo QMAXDENTAL

Muelas del juicio

Muelas del juicio

La extracción de las muelas del juicio es uno de los procedimientos mas frecuentes que realizamos los cirujanos orales y maxilofaciales. Los que llevamos unos años en ejercicio probablemente hemos extraído unos cuantos miles de cordales. La muela del juicio es el cordal o tercer molar, la ultima pieza dentaria que aparece en boca, y que suele erupcionar hacia los 18 ańos , de ahí lo de la muela del juicio. En ocasiones aparece en boca sin dar clínica ni provocar complicaciones, pero es frecuente que su erupción provoque síntomas. Dolor, inflamaciones de la encia, infecciones en el hueso vecino, malposición de los dientes vecinos, aparición de lesiones patológicas de los huesos maxilares como quistes o tumores… Todo ello puede ser secundario a la presencia de los cordales.

Cuando las muelas del juicio dan problemas, no hay muchas opciones y la decisión más inteligente es la extracción quirúrgica.

¿Qué necesitamos para la extracción de la muela del juicio?

La prueba imprescindible es la ortopantomografía, que nos da una visión general del estado de salud oral del paciente, así como de las relaciones que mantiene el tercer molar con estructuras vecinas (nervios, dientes vecinos, seno maxilar). También nos permite detectar la existencia de lesiones óseas coexistentes que pueden estar relacionadas o no con los dientes. Si tras realizar la ortopantomografía, necesitamos más información podemos recurrir al TC dental. Esta prueba nos dará, por ejemplo,una información más fiable sobre las relaciones espaciales que mantienen las raices de la muela del juicio con el nervio dentario inferior, o nos permirtirá conocer en formato 3D las lesiones óseas que acompañan al tercer molar, facilitando en gran manera la cirugía.

El procedimiento se puede realizar con anestesia local, con local y sedación endovenosa, o con anestesia general. La intervención en realidad es la mismo, y lo que cambia es la percepción que tiene el paciente del procedimiento. Una buena opción especialmente en pacientes nerviosos o aprensivos o cuando las extracciones son complejas es recurrir a la sedación. En nuestro caso, la sedación es realizada por los expertos anestesistas de nuestro hospital.

Tras la infiltración con anestesia local, se procede a la incisión de la encía que rodea el cordal, y se expone el mismo, junto con el hueso que lo rodea. Según las características de cada paciente puede  realizarse una osteotomía, que es la eliminación del hueso vecino al cordal, para facilitar la salida de la misma. También suele ser necesaria una odontosección, que consiste en cortarla de forma controlada para así poder extirpar de forma más sencilla y con menos molestias para el paciente la muela del juicio. Ya con el molar fuera, se procede a legrar (limpiar) la cavidad remanente de forma que quede hueso sano, se irriga con abundante suero fisiológico y finalmente se sutura la herida con 3 o 4 puntos. Según las preferencias del cirujano los puntos caen solos o deben retirarse.

¿Qué se debe esperar en el postoperatorio?

La extracción de los cordales es una intervención quirúrgica. Menor, pero no deja de ser una intervención. Los efectos de la anestesia local duran unas pocas horas y durante ese tiempo el paciente no percibe dolor, pero tampoco controla el labio y la lengua. Según la dificultad de la intervención el paciente tendrá mayor o menor grado de molestias, dolor en la zona intervenida, dificultad para abrir la boca (trismus), inflamación (hinchazón en las mejillas y en la zona situada por detrás del segundo molar), dificultad para tragar, y en algunos casos un hematoma visible externamente. El periodo más incómodo suele ser las primeras 72 horas.

En el postoperatorio suelen existir diferencias notables entre las muelas del juicio superiores y las inferiores. Son las inferiores las que tienen una recuperación más lenta e incómoda para el paciente, mientras que las superiores permiten una incorporación más rápida a la vida laboral.

Las recomendaciones al paciente después de este tipo de operación incluyen una dieta blanda hasta que el paciente tolera los alimentos consistentes, el reposo y la abstención de consumo de tabaco. Además se recomendará una régimen de medicamentos que incluirá antibióticos, anti-inflamatorios y analgésicos, que harán que el periodo postoperatorio sea más tolerable para el paciente.

Una de las preguntas frecuentes sobre la extracción de las muelas del juicio es si se deben extraer cuando no dan clínica, es decir cuando el paciente no tiene ningún síntoma. Aunque existe una corriente que sugiere que es mejor no hacer extracciones preventivas, nosotros opinamos que ante una malposición de los cordales es mejor proceder a la extracción de los mismos. El demorar las extracciones puede no resultar gratis, ya que no solo habría que realizar la intervención para extraer las muelas del juicio, sino en ocasiones también la de los segundos molares lesionadas por la erupción patológica de los cordales. Además la cirugía en pacientes de mayor edad se acompaña de mayores riesgos: mayor dolor, mayor riesgo de no recuperación ante la lesión de un nervio o infecciones postoperatorias.

Los cirujanos maxilofaciales hemos creído siempre en las bondades de la extracción preventiva de las muelas del juicio. Solamente en aquellos casos asintomáticos en los que existan riesgos notables de crear una complicación severa al paciente (lesión nerviosa, fractura mandibular, riesgos médicos severos asociados…) consideramos la opción de adoptar una situación expectante. Esperar supone controles radiológicos periódicos para descartar la aparición de patología ósea asociada (quistes o tumores odontógenos).

Así que si cree que se debe extraer los cordales porque están mal puestos, porque no tienen espacio, porque tienen caries, porque ha hecho un tratamiento de ortodoncia, o porque tiene problemas de higiene en la zona, consulte con cualquiera de los miembros de nuestro equipo médico en Hospital Quiron Barcelona para recibir una información experta. La exodoncia de las muelas del juicio no deja de ser una intervención quirúrgica, y por ello merece ser en el entorno más seguro y con profesionales experimentados.


logo QMAXDENTAL
Hospital QuirónSalud Barcelona

Sociedades de Seguro Médico:

logos ASEGURADORAS
textos ASEGURADORAS
logo qmaxdental

Ante la situación sanitaria provocada por el COVID-19 y con el fin de garantizar la seguridad y la salud de nuestros pacientes y personal, hemos cancelado nuestra actividad de consultas habitual, además de suspender toda nuestra actividad quirúrgica.

Seguimos atentamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Tan pronto lo permitan, volveremos con más fuerza que nunca.

Aquellos pacientes que tengan molestias, alguna urgencia o dudas sobre algún tratamiento, podrán ser atendidos por nuestro equipo de profesionales a través de nuestros canales habituales.

Muchas gracias por su colaboración.

Teléfono. 932554094
email: cmf.bcn@quironsalud.es

ir a la web